Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

AFRONTAR PÉRDIDAS. Saber decir "adiós" para poder decir "hola".

Imagen
Cada vínculo roto incluye un proceso de duelo que tarde o temprano permite afrontar la despedida, colocándonos en una situación de libertad para comenzar algo nuevo.
Toda relación afectiva genera un apego o sentir emocional agradable. Las sensaciones  surgidas tras la pérdida o la separación, provocan en todos nosotros una fractura difícil de manejar y de poder soldar.  Comienza aquí un proceso de adaptación emocional singular, y más constante y frecuente de lo que creemos.  El duelo está presente en toda nuestra vida. Las sensaciones desagradables de pérdida afectiva experimentadas en un proceso de duelo pueden darse no sólo tras el fallecimiento de una persona querida. Rupturas de pareja, amistades, despedidas familiares, pérdidas de trabajo, objetos... Existen un sin fin de razones y de pérdidas que nos sumergen en un proceso propio del duelo. Está claro que el grado de intensidad varía mucho de unos a otros y dependerá también del grado de unión y vinculación afectiva con aquello que…