Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

SECUELAS IMPORTANTES. Cada año en España se producen una media de 6.000 nuevos casos de Traumatismo Craneoencefálico en niños

Imagen
Muchos de los trastornos cognitivos provienen de lesiones en la parte pre-frontal de la cabeza, provocando alteraciones cognitivas y cambios en el comportamiento.

Un traumatismo craneoencefálico (TCE) es una lesión provocada por un golpe o impacto externo, en el que el cráneo y las estructuras cerebrales quedan dañadas.

Existen ocasiones en las que las secuelas físicas pueden ser identificadas sin problema, como por ejemplo en los casos de lesiones evidentes de fracturas visibles o daños internos graves. Si bien, hay casos en los que las secuelas neurológicas pueden ser invisibles a la vista, y acaban siendo reflejadas en forma de trastornos de memoria, atención o razonamiento entre otros.

Los datos estadísticos exponen que cada año en España, emergen 6.000 nuevos casos de TCE en niños.
Cierto es que su estructura craneal aun no suele estar lo suficientemente desarrollada como para proteger de manera eficiente al cerebro de los golpes externos. A esto se le suman otros factores de riesgo …

ENSEÑANZAS ESENCIALES. Una breve reflexión sobre el acompañamiento en terapia y en nuestras relaciones diarias.

Imagen
Acompañar no implica cargar con los problemas y sufrimientos ajenos, sino otorgar a través de acciones, palabras o la sola presencia, la motivación suficiente para crear un cambio o aprendizaje beneficioso. Bien es cierto que al comenzar a meditar sobre la afirmación, "a acompañar se aprende acompañando y siendo acompañado", mi tendencia primera ha sido recordar aspectos positivos y enseñanzas por parte de muchas personas. Me refiero a enseñanzas en un entorno amable, un entorno fácil, adecuado. Sin embargo, debo recalcar que gran parte del crecimiento personal se ha producido al experimentar momentos más hostiles. A través de los “errores” de las personas que acompañan, suelen recogerse enseñanzas esenciales.  Incluso, muchas de ellas no provienen de los errores o malas actuaciones de otra persona hacia uno mismo, sino de los errores de esa persona hacia otra que al mismo tiempo también es acompañante, como puede ser un trato no adecuado de un padre hacia una madre en presen…